domingo, 29 de mayo de 2016

Homenaje a Juan Gris. Mujer sentada en la hierba


Mujer sentada en la hierba. Óleo sobre lienzo de 46x55cm

En la época de Juán Gris, la invención de la fotografía liberó a la pintura de la función que había tenido  a lo largo de los siglos: ser fiel reproductora de la realidad externa al pintor, “contar” sucesos, retratar a famosos…

Juán Gris comprendió que, liberado de esas ataduras, el arte plástico adquiría por sí mismo un papel creador  de nueva realidad.
Renunció a toda imitación ilusionista y concibió cada una de sus obras como un universo completo, un todo inmutable, independiente y libre.

No renunció a la figuración sino que la concilió con la construcción e inventó formas coloreadas que dotó de coherencia y vigor.
Convirtió esas formas y esos colores en pura poesía.

Yo ya sé que nunca lograré acercarme a Juan Gris pero sus enseñanzas han guiado mis pasos. El fue mi verdadero y primer gran maestro. Otros vinieron después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario