lunes, 31 de octubre de 2016

Acrílico sobre soporte equivocado


A veces el reciclaje nos juega malas pasadas.

Como ya conté en la página anterior, en algunas ocasiones utilizo cualquier superficie plana que cae en mis manos para pintar sobre ella.
En este caso, utilicé una plancha de madera tan fina, endeble y de mala calidad que cascó casi antes de terminar el cuadro (a la izquierda se le ven las grietas).

Empecé pintando con acrílicos directamente sobre la propia tabla, cosa que, al contrario que con los óleos, si puede hacerse.

Lo ideal sin embargo es dar una primera capa de acrílico sin diluir a modo de aparejo para que la superficie no sea porosa y la humedad no le penetre pero a mi precisamente me gustaba la idea de que la propia madera tuviese visibilidad a través de la pintura por lo que apliqué desde el principio aguadas sobre el tablero.

Con soportes más sólidos lo he hecho y  no ha habido problema pero este se deterioró, se rajó y casi, casi se despedaza.

Como la composición me gusta, la he conservado para quizá algún día hacer algo parecido en otro soporte mejor. Digo parecido porque repetir al pie de la letra una misma cosa, aunque me guste, me resulta odioso.

Os lo cuento para que, "escarmentando en cabeza ajena" no cometáis el mismo error.

jueves, 27 de octubre de 2016

Contrapunto. Composición abstracta. Óleo sobre lienzo


Hoy no me siento muy inspirada para comentar el cuadro que os muestro. 

Solo puedo deciros que lo pinté sobre otro anterior que no me gustaba.
Aproveché la textura que le quedó al lienzo para pintar  esas zonas con colores superpuestos y entrevistos.

Cuando las palabras no me salen, cojo los pinceles y me pongo a pintar sin un objetivo predeterminado, solo el de concentrarme en las formas y colores y olvidarme de todo lo demás.

En estas ocasiones, suelo utilizar material reciclado: cuadros viejos, cartones, tableros...

Este fue el resultado de uno de esos días. Quizá ahora, con otro estado de ánimo suavizaría algunos tonos pero no lo haré, la composición es la que es.

martes, 18 de octubre de 2016

¡Todas las armas a la basura! Óleo sobre lienzo


Hoy quiero hablaros de un cuadro que pinté casi en mis inicios, cuando, después de copiar unas cuantas obras consagradas y pintar algunos cuadros como mandaban los cánones,  decidí empezar a pintar a mi manera, como me salía de dentro, vaya.

El tema obedece a mi postura antibelicista y antiarmamentista en las que en aquellos tiempos juveniles era incluso más radical que ahora.

Busqué como modelo algunas escopetas de caza que había por casa, heredadas de los abuelos y las metí sin contemplaciones en el cubo de la basura. ¡Inocente que era una!

Empleé colores casi puros, rabiosos en su intensidad y contraste para reforzar mi repudio al tema.

El resultado fue este óleo de 90cm x 115cm al que le tengo especial cariño y mantengo colgado en una de las paredes del estudio.

domingo, 9 de octubre de 2016

Un mal sueño. Dibujo con rotring



Cuando hice este dibujo tuve muy claro cómo titularlo: "Un mal sueño"

A veces, empiezas a dibujar sin ideas previas, sin intención, dejándote llevar por un impulso subconsciente y cuando has terminado ves con asombro cómo has reflejado exactamente aquello que te estaba preocupando, molestando, doliendo...

De aquí que las funciones del dibujo pueden ser muchas y muy diferentes y que resulta un proceso mental muy complejo en el que intervienen factores que dominamos y otros que nos dominan.
Por medio del dibujo podemos perseguir la belleza, la estética, la armonía... pero también comunicarnos, gritar nuestras alegrías y nuestros miedos.

Cualquier dibujo, por muy sencillo o elemental que resulte, está cargado de mensajes.