lunes, 20 de mayo de 2019

Marina- Óleo sobre lienzo


Cuando pinté este cuadro, tenía claro que lo que quería era hacer una marina así que dibujé sobre el lienzo un mar, un cielo y unas barquitas por allí flotando.

La escena era muy simple, muy manida; no me decía nada en absoluto, no despertaba en mi ningún tipo de emoción y además, me había resultado tan fácil dibujarla que no le encontraba aliciente o mérito alguno.

Entonces pensé: haré "mi" marina, la haré a mi manera.

Me deshice del dibujo inicial conservando de él solamente un trocito del casco de la barca. Me deshice también del formato largo y estrecho típico de las marinas, empecé de nuevo.

Tracé líneas rectas y cortantes que suavicé con algunas pocas curvas, mezclé colores, representé (no reproduje) olas, pedazos de agua y cielo, rayos de sol y de luz incidiendo sobre el mar,  con fuerza, con energía .

Neutralicé los colores fríos del agua con los rojos y dorados de la puesta de sol sobre el mar.

Emergió una composición cortante y áspera; desapareció lo melifluo.

En fin, contravine todas las normas, todo lo que nos enseñan que hay que hacer cuando se pinta una marina y me quede tan ancha. Me gustó el resultado.

jueves, 9 de mayo de 2019

Vaciando la mente - Dibujo con tintas.


Los mandalas son representaciones simbólicas  del macrocosmos y el microcosmos utilizadas en el budismo.
Se trata de dibujos que también otras religiones han utilizado para representar el cosmos, el infinito y la vida.

Colorear mandalas es una forma de concentrarse, de meditar, de relajarse y aliviar el estrés.

Cuando yo necesito dejar mi mente en blanco, olvidarme de los problemas, miedos y angustias que me acechan, realizo mis mandalas particulares.
Dibujo y coloreo sin pensar en nada, dejando a mi mano, moverse, deslizarse, crear líneas y formas, colorearlas. Me concentro en los tonos, en la armonía de las formas, en el movimiento de las líneas, hasta que mi mente se apacigua y el pensamiento obsesivo deja de atormentarme.

No importa el dibujo conseguido; importa el efecto que su realización produce en nosotros.
Probad, es genial, os lo recomiendo.

Este dibujo fue realizado en esas circunstancias y con ese objetivo.
Utilicé papel satinado y tintas de colores, rotring y pincel.

viernes, 19 de abril de 2019

Antes y después. Acrílico sobre arpillera y madera


Acabo de terminar este cuadro. Ahora lo dejaré en un rincón donde pueda verlo cada vez que pase, desde mas cerca, desde mas lejos, de frente, de perfil e iré observando, analizando y quizá cambiando algún pequeño detalle.

Siempre lo hago así. Nunca doy en principio, por terminada totalmente una obra. Dejo pasar unos días, a veces unos meses hasta que me desvinculo emocionalmente de su contenido y puedo observarlo como si no fuera mío. Entonces quizá lo dejo tal cual o lo rehago.

Está realizado sobre arpillera y plancha de madera de 60 cm x 41 cm con pinturas acrílicas.

La arpillera no cubre totalmente la madera por lo que el dibujo se alarga hacia afuera, o mejor dicho, viene de fuera, la atraviesa y sigue su camino.





domingo, 31 de marzo de 2019

Primavera


Color, línea, mancha, transparencia, opacidad, armonía, gama, movimiento, vuelo.

Todas estas palabras y muchas mas circulan por mi cerebro mientras disfruto pintando esta lámina.
Está realizada sobre papel de color gris claro, de 50 cm x 38 cm.

No es nada y lo es todo, todo lo que yo quiero, todo lo que ello quiere. Todo lo que me apetece pintar.

Utilizo tintas chinas de colores diluidas en agua y pincel de marta.

Combino colores que evocan cielo y mar, verdes praderas, luz del sol y oscuridad de la noche, pasión y voluntad.

jueves, 14 de marzo de 2019

Ciudad al amanecer, ciudad al atardecer


Dos versiones distintas basadas en la misma idea y casi el mismo dibujo..
Colores fríos para el amanecer, colores cálidos para el atardecer.
Son dos cuadros de hace ya unos cuantos años, ejecutados el primero sobre tabla, con una base irregular de acrílico y sobre ella, óleo. El segundo, sobre lienzo con aparejo liso.


(Siento no disponer de fotografías mejores pero no por eso quiero dejar de dedicarles un rinconcito en el blog. Con ellos aprendí y me expresé. Son parte de mi).