viernes, 30 de agosto de 2019

Jeroglífico. Gouache sobre papel


Llevaba un tiempo desanimada con este blog.

Me preguntaba si realmente merecía la pena seguir manteniéndolo pero ayer una lectora, me ha dejado un comentario que le ha dado sentido al hecho de seguir.
El que a alguien le resulte motivo de inspiración me ha parecido una razón lo suficientemente poderosa.

Mientras haya una sola persona a la que le guste, le emocione, le sirva de algún modo, ya tiene sentido.

No pretendo nada mas. Nunca he vendido ni deseado vender ninguno de mis cuadros. Tampoco en mis otros blogs, pese a haber recibido numerosas ofertas, he querido introducir publicidad ni enlaces a productos que me den ganancias a cambio de lo que comparto.

Simplemente lo hago porque me gusta compartir lo que creo que puede ser de alguna utilidad a quien lo vea, solo por eso.

Gracias Sara por tu comentario. Esta entrada va por ti.

* El dibujo está realizado con gouache sobre papel de estraza, con pincel y caña de bambú cortada en bisel.


domingo, 28 de julio de 2019

Bodegón


Hemos tenido un calor tan bochornoso estos días que me ha sido imposible ponerme a pintar. Necesito estar cómoda, a gusto para poder concentrarme en lo que hago.

Como sigo teniendo un buen montón de cuadros antiguos que todavía no he subido al blog, echo mano de uno de ellos y os lo muestro hoy que si no, se va a apolillar el blog por falta de uso.

A este cuadrito (solo mide 43 cm x 32 cm) le tengo especial cariño, quizá no por el cuadro en si aunque a mi me gusta bastante, sino por el marco, un detalle de mi pareja que lo hizo a mano con todo el cariño.
Lo tenemos colgado en la cocina.

Está pintado al óleo y como podéis ver es muy de mi estilo.

Pinceladas, muchas pero apenas perceptibles.

Dos parejas de complementarios: verde-rojo y azul-naranja, utilizadas para conseguir contraste y armonía de color.

Dibujo muy marcado con ritmo circular.

Elementos que se adivinan aunque no estén representados de forma totalmente figurativa, utilizados simbólicamente, de forma que no viene al caso explicar para que cada uno lo interprete como quiera.


viernes, 21 de junio de 2019

Bodegón con garrafones


Me tomo unos días de descanso. Mientras, aquí os dejo mis garrafones.

Los rescatamos un día de la basura. Alguien los había dejado junto al contenedor del vidrio.
Tuve que limpiarlos a fondo pues portaban restos de vino disecado y estaban casi opacos.

Cuando estuvieron limpios y comenzaron a lanzar destellos de luz verde y azul, me enamoré de ellos y para tenerlos al alcance de la vista, los pinté y coloqué el cuadro en la cocina.

Ahora que la hemos remodelado y ya tengo donde colocarlos, los he puesto "en cuerpo y alma" pero el cuadro lo sigo conservando en su lugar.

martes, 11 de junio de 2019

Paisaje


Vuelvo a encontrarme con ganas, capacidad y estímulo suficiente para después de un pequeño periodo inactivo, entendérmelas de nuevo con los pinceles pero antes de subir al blog obras nuevas, quiero terminar de traer algunas de hace un tiempo que me apetece formen parte de la colección que estoy recopilando aquí.

Esto de poder tenerlas fotografiadas, clasificadas en páginas y todas ellas al alcance del ojo con un solo clic, es algo que me encanta pues me da la oportunidad de observarlas, estudiarlas, analizarlas y darme cuenta de lo que tengo que mejorar o de lo que ya he avanzado.

También me permite disfrutar de todas ellas, de todo el trabajo y la ilusión que he ido depositando, a lo largo de muchos años, en esos pedazos de cartón o tela.

Así pues, hoy subo este lienzo pintado con óleos, alegre y colorista. Espero que os guste.

lunes, 20 de mayo de 2019

Marina- Óleo sobre lienzo


Cuando pinté este cuadro, tenía claro que lo que quería era hacer una marina así que dibujé sobre el lienzo un mar, un cielo y unas barquitas por allí flotando.

La escena era muy simple, muy manida; no me decía nada en absoluto, no despertaba en mi ningún tipo de emoción y además, me había resultado tan fácil dibujarla que no le encontraba aliciente o mérito alguno.

Entonces pensé: haré "mi" marina, la haré a mi manera.

Me deshice del dibujo inicial conservando de él solamente un trocito del casco de la barca. Me deshice también del formato largo y estrecho típico de las marinas, empecé de nuevo.

Tracé líneas rectas y cortantes que suavicé con algunas pocas curvas, mezclé colores, representé (no reproduje) olas, pedazos de agua y cielo, rayos de sol y de luz incidiendo sobre el mar,  con fuerza, con energía .

Neutralicé los colores fríos del agua con los rojos y dorados de la puesta de sol sobre el mar.

Emergió una composición cortante y áspera; desapareció lo melifluo.

En fin, contravine todas las normas, todo lo que nos enseñan que hay que hacer cuando se pinta una marina y me quede tan ancha. Me gustó el resultado.