miércoles, 16 de enero de 2019

Composición abstracta: en busca de la armonía


Armonía y equilibrio en la obra pictórica

Cuando realizamos una composición pictórica que deseamos sea estética y armoniosa, tenemos que seleccionar muy conscientemente los colores a emplear y dentro de los colores, sus valores e intensidades para que el conjunto esté dotado de armonía.

Hemos de considerar el contraste, la variedad y la constancia tanto de los colores como de las formas, volúmenes y masas.

La repetición (de formas, volúmenes y colores) al igual que en la poesía con las palabras, acentos y cadencias, dota a la obra de ritmo y movimiento.

Ha de tener variedad para no resultar monótona y aburrida pero no tanta que llegue a dispersar la atención de quien la contempla.

En fin, cuando nos enfrentamos a una obra totalmente abstracta, a la que damos vida completa desde nuestra mente y con nuestro sentimiento, no trazamos o coloreamos alegremente como piensan algunas personas sino que desarrollamos y resolvemos una compleja ecuación con muchos y diferentes factores.

En este cuadro, he querido hacer uso de fuertes contrastes en las masas (elementos muy grandes y muy pequeños) y los colores.
Para el contraste de color he elegido dos parejas de complementarios: rojo - verde y azul - naranja. El contraste entre complementarios es el máximo que nos permite el color.

Para que dentro del contraste hubiese armonía, he utilizado valores e intensidades diferentes de cada color: claros-oscuros, vivos - apagados.
A veces, conseguir el tono con la viveza o intensidad justa y el valor exacto, nos hace mezclar y remezclar en la paleta, pintar y volver a repintar hasta que el ojo te dice ¡ya!

Y el ojo te dice ¡ya! cuando has conseguido la armonía, el ritmo, la fuerza, la calma, el contraste, la uniformidad la variedad y la repetición equilibrados o al menos, los que tu mente necesita para encontrarlo estético.

martes, 8 de enero de 2019

Mujer


Los Reyes Magos me han traído unas enormes ganas de trabajar. Cuando todo el mundo está de fiesta, yo, que salí algo rarita, me pongo delante del caballete y termino en una semana tres cuadros que tenía entre manos.

A mi estas fiestas navideñas, desde que dejé el colegio allá por la era terciaria, nunca me han gustado así que las aprovecho para cosas que realmente me gustan como es esta de pintar.

Este cuadro, como se ve, es una abstracción que no una pintura abstracta,

He partido del dibujo real de una mujer semi arrodillada con los brazos extendidos y he ido poco a poco prescindiendo de la imagen figurativa pero sigue aún apreciándose perfectamente gran parte del dibujo original.

Es una pintura al óleo sobre  un lienzo de 50 cm x 60 cm.

domingo, 30 de diciembre de 2018

Punto de inflexión


Yo siempre fui justa en matemáticas. No me gustaban y las aprobaba por los pelos hasta que llegó la teoría de los conjuntos a las aulas, la lógica matemática. Aquello del conjunto vacío para definir el 0, me gustaba y me parecía incluso poético.

"El punto de inflexión" que elijo como título de este cuadro, es una función matemática que también me parece poética. Algo se acaba y no hay marcha atrás pero al mismo tiempo, algo nuevo comienza a partir de lo anterior.

Los puntos de inflexión en nuestras vidas no van parejos con el cambio de año pero yo al menos, siempre en estas fechas, me propongo un puntito de inflexión en algún aspecto de lo que conforma mi existencia para que ésta mejore y sea más satisfactoria.

El cuadro está realizado sobre una plancha de ocumen de 40 x 30, comenzada con acrílicos y finalizada con óleos.
El dibujo está hecho sobre el acrílico tierno, con la punta del palo del pincel.

viernes, 28 de diciembre de 2018

Fin de año


Termina otro año. Comienza uno nuevo.

Siempre es así, todo es así: principio, fin y vuelta a empezar.

Nuevos deseos, nuevos sueños entre viejos recuerdos y a seguir peleando, trabajando, queriendo, sufriendo,  disfrutando, cada uno como quiera y pueda.

Desde aquí, a todos los que  habéis dedicado un ratito de este año a contemplar los trabajos que comparto, os deseo solo cosas buenas, satisfactorias y hermosas para el que viene.

¡¡Feliz año nuevo!!

(La lámina: gouache y pincel sobre papel)

domingo, 16 de diciembre de 2018

Mujeres pintoras


(Cuando preparé este artículo ya hace tiempo (en el año 2.013), aún no disponía de este blog por lo que tuve que publicarlo en el de jardinería. Lo transcribo ahora aquí tal cual porque me parece que este es un lugar mas adecuado para él).

Manos de mujeres prehistóricas de la cueva del Castillo

Si le damos un pequeño repaso a los libros de arte, podemos quedarnos con la idea (que de hecho es la que ha imperado hasta hace muy poco) de que las mujeres no están especialmente dotadas para la pintura. Muy raramente aparece alguna en algún pequeño rincón de la lista.
Pero resulta que sí, que también las mujeres son capaces de pintar y lo han sido desde la oscuridad de los tiempos: en la cueva del Castillo, en Puente Viesgo (Cantabria) hay pintadas unas manos que según los expertos son de mujer y datan nada menos que de hace unos 40.000 años.

Y no sólo son capaces de pintar sino de hacerlo como grandes artistas. A pesar de que educación, cultura, sociedad y hasta familia (no digamos religión) han jugado siempre en su contra.

Ilustración del códice:”Comentarios al Apocalipsis del beato de Liébana” por Ende, pintora del s. XIII

Estas pintoras que muestro contradicen la idea, no del todo extinguida, de que para ser un gran artista hay que pertenecer al género masculino. (y para ser un gran cocinero y un gran piloto y un gran...) y habrá alguien que te diga que si todos los pintores  famosos son hombres por algo será.

Sofonisba Anguissola (1532-1625)

Pues claro que es por algo: porque la sociedad siempre les ha dado y sigue haciéndolo, más posibilidades para triunfar que a las mujeres.

Lavinia Fontana (1552-1614)

Como éste es un blog para disfrutar con las plantas, he seleccionado, siempre que me ha sido posible, cuadros de pintoras a lo largo de la historia en los que aparecen, aunque sea de forma muy secundaria, elementos vegetales: flores, frutos y plantas.

Por supuesto que no están todas, ni siquiera todas las que yo conozco, pero sí algunas de las mejores.


¡Que disfrutéis con ellas!


Clara Peeters (1594 - 1659)

Louise Moillon (1610-1696)

Angelica Kaufmann (1741-1807)

Henriette Browne (1829-1901)

Berthe Morisot (1841-1895)

Marie Spartali (1844-1927)

Mary Cassat (1844-1926)

Eva Gonzalès (1849-1883)

Maria Bashkirtseff (1858-1884)

Jessie Wilcox (1863-1935)

Suzzanne Valadon (1865-1938)

Gabriele Münter (1877-1962)

Sonia Delaunay (1885-1979)

Olga Rosanova (1886-1918)

Georgia O Keefe (1887-1986)

Mabel Álvarez (1891-1985)

María Blanchard (1881-1932)

Liubov Popova (1889-1924)

Manny Farber (1917-2008)

Elizabeth Peyton (1965)

¿Qué os parece?