lunes, 5 de marzo de 2018

Mano abierta


Inspirándome en las manos prehistóricas de la cueva del Castillo en Puente Viesgo (Cantabria), manos de las primeras mujeres pintoras de las que se tiene noticia, de hace la friolera de 40.000 años, milenio arriba o abajo.

¿Que cómo sabemos que eran de mujer? pues eso es lo que dicen los expertos que las han analizado.
Las estampaban de dos formas: en positivo, pintando la mano con pigmentos sobre la roca y en negativo, poniendo la mano abierta sobre la roca y pulverizando alrededor el pigmento.

La mía está hecha sobre una base de acrílico y arena extendido de forma irregular para simular la textura rugosa y abrupta de la roca.

Lo que simboliza una mano abierta hoy día, todo el mundo lo sabemos. ¿Qué querrían expresar con sus manos abiertas nuestras antepasadas?

martes, 13 de febrero de 2018

Mujer en rojo. Tintas


Hace mucho tiempo que no dibujo con tintas. Este dibujo que os muestro hoy es de hace bastantes  años, no sé cuántos ya que ni lo firmé ni feché.

En aquellos tiempos, la minuciosidad y concentración que requiere este tipo de trabajo, me relajaba, me devolvía a la calma y el sosiego después de una jornada de trabajo agotadora o estresante.

Generalmente (como en este caso) no hacía dibujo previo ya que comenzaba sin una idea preconcebida, solo deseando aislarme y disfrutar del trazo y el color.

Cargaba el rotring y trazaba unas líneas sobre el papel.  Poco a poco, sin darme cuenta, iba surgiendo la figura, el animal, la flor, el pájaro, el rostro...

No tengo ni idea de cuál era mi estado de ánimo el día que hice este dibujo. Ahora, visto de lejos, lo siento áspero, duro. Seguramente por eso, incluí esa gran mancha roja y lisa que contrarrestara con su calidez, la frialdad de lo demás.

domingo, 4 de febrero de 2018

Rompiendo esquemas. Pastel


Yo tengo una asignatura pendiente con los pasteles que como su nombre sugiere, son pinturas pastosas que podemos adquirir en forma de barritas o de lápices.

Los colores de los pasteles son frescos, luminosos, impresionantes y me gustaría mucho dominar la técnica pero hasta ahora he de confesar que solo he pintado con ellos una docena de dibujos, de forma totalmente autodidacta y libre, sin atenerme a normas.

Cuando hablamos de pasteles, enseguida se nos viene a la cabeza el nombre del famoso pintor francés Degás con sus bailarinas y jinetes pero hemos de saber que la pionera de este tipo de pintura fue una mujer, Rosalba Carriera, pintora veneciana del siglo XVII-XVIII, que consiguió la proeza de llegar a ser famosa en un mundo exclusivamente de hombres. Mas adelante, en el XIX-XX, otra pintora, la estadounidense Mary Cassatt, consiguió la misma proeza.

Aunque no estamos en Nochevieja que es cuando se formulan los propósitos para el Año Nuevo, yo me propongo a partir de ahora, dedicarles más tiempo y aprender a utilizarlos con más maestría.

De momento, aquí queda este personaje a pastel, intentando abrir su mente para extraer de ella todo lo que le inculcaron y que ya no sirve. Lo pinté como boceto para un cuadro posterior que aún no llegó.


domingo, 21 de enero de 2018

Fin de una etapa, principio de otra en verde esperanza



Este es otro cuadro antiguo que me he dedicado a reciclar estos días. Lo había empezado hace muchos años y se había quedado en un rincón.

Cuando me lo he encontrado de nuevo, ya me era imposible seguir con la idea original, entre otras cosas, porque la olvidé, así que me puse manos a la obra y le di un sentido nuevo y actual.

Lo he remodelado y, mientras pintaba, pensaba en todas esas personas, militantes de un partido, que en vez de aceptar imposiciones y rendirse o quedarse pasivas ante los despropósitos o injusticias, han puesto toda su ilusión y esfuerzo, también su dinero,  en un proyecto renovado, dedicando su precioso tiempo a luchar por lo que creen que es más justo y por conseguir una sociedad mejor para todo el mundo. Lo hacen de forma personalmente desinteresada, solo por sus convicciones y es digno de admiración y merece agradecimiento.

El triángulo pequeño, de un verde tierno y suave todavía, se abre y ensancha hacia el futuro.

Está pintado con óleos sobre una base de pintura acrílica sobre la que marqué las líneas de un dibujo cuando estaba tierna.

sábado, 6 de enero de 2018

Bodegón. Óleo sobre lienzo



Esta semana he estado reciclando.
El cuadrito que os muestro, estaba empezado y arrinconado desde hace tiempo. Buscaba algo que no acababa de conseguir y lo había dejado para mejor ocasión.

Lo de dejarlo suele dar buen resultado porque hay veces que uno se obceca, da vueltas como una peonza sobre lo mismo y no sale del círculo en el que se mete.

He vuelto sobre él y no estoy muy segura de que algún día no vuelva a cambiarlo pero de momento, así se queda y no me disgusta.

Había dibujado un conjunto de botellas y recipientes atravesados por un haz de luz pero el motivo era demasiado obvio así que lo he "deconstruido" y convertido casi en piezas de un puzle sin que desaparezca del todo la imagen de botella o recipiente.

Lo que yo quería era, utilizando colores planos, sin hacer uso del claroscuro o de luces y sombras, dar la sensación de profundidad, de piezas u objetos superpuestos, valiéndome solo de los colores.

Es un óleo sobre lienzo de 38 x 46cm.