miércoles, 17 de agosto de 2016

Torso de mujer. Óleo sobre lienzo


Llevo unos cuantos días sin coger un pincel en la mano. Tengo varios cuadros iniciados e ideas en la cabeza pero el tiempo se me escurre entre los dedos y no me da de sí.
Espero el mes de septiembre para desacelerar y meterme en la casuca a pintar.

Mientras, os muestro un cuadro que pinté hace años y que a mí me gusta especialmente pues representa mi tipo de pintura más personal, con la que más me identifico: formas, colores, armonías y contrastes, pincelada medida y controlada, todo ello trabajado sobre un dibujo del natural realizado primero a carboncillo.

Dibujo que, como puede observarse, fui desintegrando e impregnando de emociones y sentimientos, utilizando para ello gamas de colores que se oponen y contrastan al máximo sin llegar a molestarse unas a otras. Tensión en el color.

Es un lienzo de 75 x 95 cm pintado con óleos que tengo colgado en mi casa.