viernes, 19 de abril de 2019

Antes y después. Acrílico sobre arpillera y madera


Acabo de terminar este cuadro. Ahora lo dejaré en un rincón donde pueda verlo cada vez que pase, desde mas cerca, desde mas lejos, de frente, de perfil e iré observando, analizando y quizá cambiando algún pequeño detalle.

Siempre lo hago así. Nunca doy en principio, por terminada totalmente una obra. Dejo pasar unos días, a veces unos meses hasta que me desvinculo emocionalmente de su contenido y puedo observarlo como si no fuera mío. Entonces quizá lo dejo tal cual o lo rehago.

Está realizado sobre arpillera y plancha de madera de 60 cm x 41 cm con pinturas acrílicas.

La arpillera no cubre totalmente la madera por lo que el dibujo se alarga hacia afuera, o mejor dicho, viene de fuera, la atraviesa y sigue su camino.





No hay comentarios:

Publicar un comentario